Foro de las Artes 2021: Tránsitos y Transformaciones

Presentación

Durante el año 2020, el mundo vivió una serie de eventos y cambios producto de la pandemia, los cuales detuvieron la recuperación del espacio público tan enérgicamente demandado por el movimiento social que inicia en octubre del 2019. En su reemplazo, experimentamos la instalación de un sistema social de comunicación a distancia que impactó severamente los procesos de transformación política que Chile vivía y, peor aún, hizo agravarse la crisis económica y política que dieron motivos a la revuelta. En cuanto la pandemia se declara, el COVID domina la agenda del espacio público, tanto como tema -una emergencia sanitaria que abarcaba, literalmente, a todo el mundo-, y como objeto de transformación. El espacio público, en particular el relativo al arte y la cultura, se adaptó a un territorio de características virtuales, habilitado por tecnologías de información telemáticas que se convirtieron en el principal motor de nuevas formas de producción, en todas las esferas culturales y económicas. 

El hecho que este cierre de la potencia transformadora haya devenido en un cambio que modificó las formas de comunicación y producción social, constituyó en un primer momento un llamado a la adaptación: a levantar plataformas, discursos y modos de comunicación, que a modo de ensayo y error se fueran adaptando a las condiciones del presente. De todos los campos productivos, el cultural fue por lejos el más afectado, y aunque hubo experiencias importantes de aprendizaje en relación a esta adaptación, las dificultades económicas y la sordera política que no posibilitó acciones para soportar el shock que implicó la pandemia para el mundo cultural, devino en un estado de profunda incertidumbre y desamparo.  En ese sentido, desde la Universidad de Chile se proyectaron iniciativas que intentaron hacer frente a esta situación, buscando innovar en modos de comunicación como también desplegar una reflexión fundamental sobre el arte y la cultura como un espacio en transformación forzada, como un campo de estrategias estéticas relevante para comprender, interpelar y reinterpretar el presente. Como una resistencia que tanto temática como productivamente estaba articulando una reflexión política activa. No solo se acentuaban las contradicciones, también recrudecían los temas y se proyectaba un futuro de una fuerte incertidumbre. 

Más allá de este shock inicial, la búsqueda del Foro 2021 es comenzar a posicionar un ánimo que revise críticamente el concepto de “espacio público”, -cómo se ha conformado pero, sobretodo cuáles son las políticas, discursos y temas que lo sostienen-, y retome una labor de imaginación proyectiva: a ahondar en el presente como un campo de tensiones productivas, de Tránsitos y Transformaciones hacia otros modos de interacción social, producción cultural y activismo político. Como un intento por observar, analizar y promover la germinación, consolidación y difusión de proyectos que proponen miradas de obra sobre el espacio público presente y futuro, el lugar del cuerpo y el espacio en esta configuración, y las políticas discursivas desplegadas desde la acción artística. Se busca en ese sentido, dotar al concepto de Foro una potencia de “ágora de discusión / acción”, que a su vez fortalezca el incipiente trabajo en torno a articulaciones con instituciones de la sociedad civil, comunidades y organismos que se encuentran cuestionando y proponiendo preguntas y respuestas de similar talante. 

Considerando la perspectiva temática, hay ciertas interrogantes de sumo interés para delinear un espacio crítico. Entre ellas, la pregunta por la relación entre cuerpo, espacio y lo público en la producción artística, constituye un nodo problemático fértil para pensar en transformaciones, que motiven a buscar otros y nuevos espacios para proyectar y tensionar los cuerpos: la búsqueda de otros espacios, otros modos de pensar, imaginar y proyectar el cuerpo en lo público, el cuerpo en tensión. Junto a eso, los canales de comunicación digitales (como un espacio de resistencia frente a la erosión de un espacio público real, pero también como condición de mayor control por parte de los dueños de las plataformas) han adquirido una relevancia inusitada y necesaria, pero también han hegemonizado las formas de comunicación desde plataformas que simulan una idea de lo público, pero que han demostrado no poseer ni el alcance social, ni el impacto cultural, ni la injerencia política de un espacio público sostenido por el encuentro de los cuerpos, lo cual a su vez afecta directamente el modo en que imaginamos las posibilidades artísticas del presente, reconfigurando nuestras propias ideas de lo humano y lo público. A su vez, estamos rodeados de información que demanda ser urgente e inmediata, secuestrando nuestra atención en un flujo que parece interminable, y donde la información es una suerte de ilusión prefigurada por un sistema económico que no puede detenerse. 

En estrecha relación con su función universitaria, el Foro de las Artes se plantea como un espacio para que las comunidades artísticas y ciudadanas puedan encontrar a través de su programación, nuevas formas de abordar el conocimiento, expresiones artísticas, procesos de investigación y de reflexión respecto a los sucesos y aconteceres contemporáneos que afligen o enriquecen a la sociedad. Nuestra mirada se configura a modo de caleidoscopio multidisciplinario que aborda los fenómenos contemporáneos como un espacio de diálogo, como un laboratorio que vincule obras artísticas, procesos de creación, talleres de formación e instancias de reflexión, desde una perspectiva de arte situado que asume su carácter político como una búsqueda: lo público desde un arte que accione. 

La conjunción de disciplinas, formatos, plataformas de difusión y materias editoriales de la versión 2021, procuran ser accesibles a todo público, depositando de manera virtual  un catálogo de obras en el portal de la Dirección de Creación Artística.

Para reforzar la participación cultural en este contexto de encuentros telemáticos con los públicos, se invita a los diversos agentes creadores del Foro, a pensar en cómo ampliar la recepción de las audiencias, por medio de una experiencia cultural transformadora que permita que las/los individuos aprendan y enriquezcan su acervo informativo e identitario. El repertorio de estímulos visuales, auditivos o simbólicos de las actividades artísticas que en su mayoría se desarrollan en el mes de octubre, propone que las/os observadores, oyentes, asistentes o lectores valoren la diversidad cultural en un mundo globalizado, donde las tecnologías de la información tienen que aportar al desarrollo intelectual de las personas fuera de los marcos de la exclusión y la discriminación. 

Desde su inicio el Foro de las Artes ha promovido vasos comunicantes entre sociedad, cultura, política y arte, considerando que una mirada sobre el arte en el presente requiere una comprensión desde un campo complejo de manifestaciones, donde distintos ejes reflexivos y creativos dialogan. A su vez, identificar los vértices gravitantes de este campo, permite definir problemas específicos que funcionen como horizonte de sentido, asumiendo también que son polos dinámicos y en perpetuo estado de permeabilidad.

Línea Curatorial 

  • Sociedad: “La realidad del exceso y el vacío: Sobreabundancia comunicativa de imágenes y construcción simbólica de la realidad”.
  • Cultura: “Transculturas y cultura(s): formas para una comprensión del escenario contemporáneo”.
  • Política: “Nuevos ágoras en un mundo hiperconectado: reflexión y creación sobre la organización del poder y sus manifestaciones como transformación del presente”. 
  • Arte: “La presencia en la ausencia: proyectos y dispositivos artísticos para el desarrollo de experiencias estéticas sobre la distancia / proximidad”. 
  • Retrocesos y Retrospectivas: Su objetivo es generar una serie de instancias para revisar y discutir obras que se hayan presentado en ediciones pasadas del Foro, a modo de retrospectiva crítica que da cuenta de los últimos 6 años del Foro de las Artes.